test schirmer

Es un examen que se realiza para cuantificar el flujo de lágrimas. La decisión de hacer esta prueba se toma cuando el perro ha pasado cierto tiempo bajo la condición de ojo seco y no se ha podido erradicar, o cuando existe la sospecha de que hay poca producción de humedad ocular. 

¿Qué es el ojo seco?

El ojo seco o queratoconjuntivitis,  es una condición que por lo general se debe a la poca producción de lágrimas. Esta enfermedad es propia de algunas razas y puede producirse cuando el perro tiene un párpado muy prominente.

La queratoconjuntivitis también se origina por algún objeto extraño dentro del ojo o por causa de algún tratamiento médico. Es decir, su aparición no sólo se debe a la falta de lágrima.

Cuando observemos que nuestro perro sufre de enrojecimiento ocular, secreciones amarillas o que cierra mucho los ojos, debemos estar al tanto pues son señales de ojos seco. Si los síntomas persisten, debemos llevarlo a la veterinaria para que un especialista lo valore y de ser necesario le realice la prueba de Schirmer.

La prueba de Schirmer.

Esta prueba es sencilla y segura; sin embargo, puede llegar a incomodar al perro por la resequedad del ojo. Sin embargo, no es recomendable anestesiar el al perro para realizar la prueba ya que esto podría alterar los resultados.

La prueba consiste en introducir una tira de papel (llamada tira de Schirmer) entre el párpado inferior y la córnea del perro. La tira permanece dentro del ojo durante un minuto para que absorba la humedad ocular y después se retira para observar el nivel de lágrima producida.

El veterinario deberá evitar poner sus dedos sobre los bordes de la tira que marcan la cantidad de milímetros, ya que si lo hace podría contaminar la muestra, y la tira de papel perdería su esterilización.

Finalmente, una vez que se haya averiguado el nivel exacto de humedad en el ojo del perro y se haya  establecido con exactitud cuál es su padecimiento, se procederá a establecer el tratamiento que ayudará a mejorar las molestias oculares del canino.

Para considerar que un perro está sano y que la humedad de su ojo es estable la tira deberá marcar hasta 15 mm. Si la marca es de 14 mm. podría considerarse sospechoso a tener el ojo seco.

Cuando la marca es menor de 10 mm. en definitiva el perro es diagnosticado con ojo seco o querantoconjuntivitis. La condición se considera grave cuando la tira marca 5 mm. Por el contrario, cuando se trata de un gato, 5 mm es apenas un indicio de querantoconjuntivitis.

Descarga nuestro e-book

Descarga gratis nuestra publicación ¿Cómo ven el mundo los perros y los gatos?

Descargar

Descarga gratis nuestro manual sobre el manejo y aplicación de medicamentos oftálmicos.

Descargar

Oftalvet Contacto

¿Te podemos ayudar?

Estamos para ayudarte en lo que necesites, cuidaremos de tu mascota y le daremos lo mejor para su bienestar
Dudas, citas, horarios, ¿Qué necesitas saber?

Ponte en Contacto