Conjuntivitis en perro y gato

Los ojos rojos en nuestra mascota son una causa común de consulta oftalmológica. Por lo común, no asociamos la conjuntivitis con los ojos de nuestra mascota, sin embargo es necesario atender de manera oportuna y efectiva el problema de los ojos rojos en perros y gatos.

Ya sea con una ligera comezón o bien con pequeñas legañas, el ojo de las mascotas reacciona de manera idéntica al de las personas: cuando algo no está bien, cuando algo le molesta, el ojo genera una respuesta para liberar todos esos “problemas”. En el caso de la conjuntivitis, hay que analizar muy bien si se trata solamente de esta o de alguna otra infección más grave en nuestra mascota.

En el caso de nuestros gatos

En el caso de los gatos, la conjuntivitis –en su mayoría - puede ser provocada por factores externos al ojo, por lo que debemos buscar qué es lo que provoca que el ojo de nuestro gato se ponga de color rojo; por ejemplo esporas en el ambiente que le afectan su visión, traumatismos, golpes, quemaduras con sustancias tóxicas, en fin.

Sin embargo, sobre todo con los gatos pequeños, la conjuntivitis también puede provocada por virus respiratorios, los cuales se multiplican y realizan una irritación en el párpado de los gatitos.

En el caso de nuestros perros

En el perro, es común que por su curiosidad y su sentido del olfato altamente desarrollado, les llame la atención el olisquear lugares húmedos, donde puede encontrarse algún bicho o planta que le irrite la visión de manera inmediata. Así es como adquiere sustancias que le irritan los ojos, provocándole comezón y comienzan a rascar con sus patas, las cuales, también, ha metido por todos lados.

Pero otra causa por la cual un perro desarrolle conjuntivitis es por factores hereditarios, aunque también por el ambiente.

Para ambos casos

En ambos casos, la conjuntivitis en nuestra mascota se puede detectar a simple vista. Y cuando no se ve, notamos alguna conducta fuera de lo normal en nuestra mascota, como el lagrimear mucho, el rascarse mucho los párpados e incluso el tener mucho tiempo los ojos cerrados, notando alguna incomodidad que siente.

Es importante acudir a un oftalmólogo veterinario y que sea él quien descarte que un glaucoma u alguna otra enfermedad relacionada esté afectando la visión de nuestra mascota, ello además de descubrir qué causa el que nuestra mascota tenga el ojo rojo, a lo mejor se trata sencillamente de un pelo o una pequeña basura, pero mejor es descartar la posibilidad de que nuestra mascota pierda la visión de ese ojo, que también se da el caso.

Que un oftalmólogo veterinario sea quien nos recomiende algún medicamento que podamos aplicar a nuestra mascota en casa, ello mediante un diagnóstico correcto. O bien, si es necesario, iniciar un tratamiento para una cirugía de nuestra mascota. Conocer el origen del proceso, su evolución, nos llevará a un tratamiento distinto, si es solamente una infección leve o es una enfermedad que tiene que ser afectada cuanto antes.

Descarga nuestro e-book

Descarga gratis nuestra publicación ¿Cómo ven el mundo los perros y los gatos?

Descargar

Descarga gratis nuestro manual sobre el manejo y aplicación de medicamentos oftálmicos.

Descargar

Oftalvet Contacto

¿Te podemos ayudar?

Estamos para ayudarte en lo que necesites, cuidaremos de tu mascota y le daremos lo mejor para su bienestar
Dudas, citas, horarios, ¿Qué necesitas saber?

Ponte en Contacto