Mascota ojos llorosos

Muchas veces relacionamos el lagrimeo o los ojos llorosos de nuestra mascota con enfermedad, lo cual de alguna manera es correcto, ya que al igual que nosotros, las personas, nuestras mascotas pueden padecer algún tipo de alergia o generar una mala reacción a algún producto o alimento que consuman. Por ello es importante el revisar los ojos de nuestra mascota y, en caso de ser necesario, llevarla con un veterinario.

¿Por qué se le irritan los ojos?

Un ojo lloroso en una mascota –perro, gato, roedor, aves e incluso algunos reptiles- puede ser la respuesta a un alérgeno o una bacteria que adquirió. Por ejemplo, es común que un perro, aunque esté dentro de casa y que esté totalmente desparasitado, se acerque a sus desechos y al estar en contacto con ellos, algún microorganismo se instale en sus pestañas o piel alrededor de los ojos.

Los ojos llorosos en nuestras mascotas, en caso más graves, pueden ser producto de gusanos, moquillo e incluso problemas de tiroides. En estos casos, lo más apropiado es acudir cuanto antes con un experto en oftalmología veterinaria, para que identifique el problema y lo atienda cuanto antes. Con sus patas se rasca los ojos

Si nuestra mascota se rasca muy seguido los ojos, es señal de que algo le está causando escozor. Debemos ver el por qué y qué es lo que le causa esa comezón y si podemos, atenderla nosotros mismos. ¿Cómo? En algunos casos, una bacteria que se forma en los ojos causa una especie de lagaña, la cual debemos retirar de los ojos de nuestra mascota y, si podemos, usar un fomento de agua con sal como primer remedio para nuestra mascota.

Por otro lado, de nueva cuenta el acudir a un oftalmólogo veterinario será de mucha ayuda, sobre todo para que detecte la causa de por qué tu mascota se rasca los ojos muy seguido.

¿Y si es humectación natural?

Como el nuestro, el cuerpo de un animal genera anticuerpos, los cuales le ayudan para protegerse en caso de infección u anomalía. Por ello, en otros casos, un lagrimeo en la mascota puede implicar, sí, que hay una bacteria en ese ojo y que el propio ojo de la mascota la está desechando, poco a poco.

En este caso, hay que considerar que el ojo de un animal no genera la lágrima suficiente como para expulsar esa bacteria, por lo que es necesario hacer una de las siguientes dos cosas, o bien ambas:

  • O realizar un fomento de agua con sal.
  • O usar un lagrimal artificial, los cuales contienen ácido hialurónico, el cual ayuda a nuestra mascota a que tenga unos ojos saludables.

Eso sí, no debemos exagerar con ambas soluciones, ya que pueden causarle alergia a nuestra mascota.

Bien dicen que de la vista nace el amor. Por ello es importante el que mantengamos sanos y limpios los ojos de nuestra mascota, para que pueda vernos y que pueda sentir qué tanto es que la apreciamos, qué tanto es lo que le hacemos sentir parte de nosotros.

Descarga nuestro e-book

Descarga gratis nuestra publicación ¿Cómo ven el mundo los perros y los gatos?

Descargar

Descarga gratis nuestro manual sobre el manejo y aplicación de medicamentos oftálmicos.

Descargar

Oftalvet Contacto

¿Te podemos ayudar?

Estamos para ayudarte en lo que necesites, cuidaremos de tu mascota y le daremos lo mejor para su bienestar
Dudas, citas, horarios, ¿Qué necesitas saber?

Ponte en Contacto